Luego de las incesantes gestiones ante Nación, el Gobierno que conduce Lucía Corpacci fuertemente comprometido con quienes sufrieron las consecuencias del trágico alud del 23 de enero, comenzó este viernes por la tarde con la entrega de materiales de construcción destinados a la ejecución de soluciones habitacionales para familias cuyas viviendas fueron afectadas por el desastre natural, así como también se dio a conocer la intensión de donación de terrenos en la zona conocida como “El Garabato”, perteneciente a la Orden Franciscana a través de un documento extendido al titular de la cartera de Vivienda, Octavio Gutiérrez, donde se relocalizará a las familias cuyas viviendas estaban ubicadas sobre el cauce original del río Ambato.

Así, y aunque la fría tarde rodeína se pintaba de gris, las familias damnificadas se dieron cita en el conocido “mástil”, donde se encontraron con un camión repleto de materiales de construcción dispuesto a distribuir su carga en los domicilios de quienes fueron relevados por el equipo de la Secretaría de Vivienda. También llegó al lugar el titular de la cartera de Vivienda, Octavio Gutiérrez quien, acompañado del asesor del Ministerio de Gobierno Armando Seco, afirmó a más de una treintena de vecinos presentes que “queremos que si les construimos algo quede para ustedes y que no tengan problemas legales posteriores y se queden sin el beneficio”, explicó el funcionario tras asegurar que “los fondos provenientes de Nación ya fueron tramitados, los materiales están y llegarán más, no estamos en tiempos campaña política pero queremos empezar a ayudarlos a trabajar y si conocen a más familias que tengan problemas háganlos llegar”, pidió Gutiérrez a los presentes.

Beneficiarios

Es así que Luis Carlos Guzmán fue beneficiado bajo el Programa “Subsidio de materiales” para la construcción de un mono ambiente que ejecutará en el terreno donado por un familiar, ya que su casa fue arrasada por el alud. Un beneficio similar fue acreditado a la señora Marta del Carmen Vega para la construcción de un dormitorio y una cocina-comedor que mejorarán la comodidad de su vivienda.

Asimismo, los informes técnico y sociales determinaron que las viviendas María Guadalupe Herrera y Margarita Navarro se encontraban ubicadas sobre los causes originales del rio Ambato, por lo que serán reubicadas en terrenos donados por la Orden Franciscana donde la Secretaría que conduce Gutiérrez ejecutará una vivienda social de dos dormitorios para cada familia, ya que sus anteriores hogares fueron seriamente afectadas por el alud volviéndolas inhabitables por la precariedad de su construcción en adobe y techos de cañizos. Igualmente, Inés Gabriela Sosa será beneficiaria de una vivienda social de 2 dormitorios.

Por su parte, Mario Anselmo Bustamante, Claudia Yanel Maidana y Enzo Herrera, construirán su propia vivienda de dos dormitorios a través del Programa “Autoconstrucción” por lo que la Secretaría de Vivienda les brindará la totalidad de los materiales necesarios así como la asistencia técnica en obra.

Finalmente, y tras los estudios sociales y técnicos realizados, la vivienda de Jorge Federico Pedraza será mejorada con la construcción de una habitación y un baño mientras que Jorge Rubén Sosa, recibió materiales de construcción para mejorar su vivienda ya existente con dos dormitorios y un baño.