En un nuevo intento por cerrar el acuerdo, ahora la propuesta es de un 10% en febrero; 10% en agosto y un adicional de $ 600 en septiembre.

El Gobierno y los gremios docentes estarían cerca de cerrar el aumento salarial para este año. Ayer, el Poder Ejecutivo presentó una nueva oferta que implica un aumento salarial promedio del 24%.

ATECA, UDA, SIDCA, SUTECA y SADOP se reunieron por separado para analizar la propuesta pero hasta última hora de ayer insistían con una modificación, por lo que aún no se arribó al acuerdo definitivo.

La propuesta del Gobierno consiste en un incremento del 10% a partir de febrero; un 10% más en agosto; y el pago en septiembre de un adicional no remunerativo de $ 600 que se liquidaría bajo los mismos parámetros del Fondo Docente de Tareas frente a Alumnos. Además, se otorgaría también otro adicional de $ 1.200 por material didáctico, que se pagaría por única vez en agosto. También, se incorpora la cláusula gatillo que permitiría rediscutir el aumento si la inflación supera la mejora salarial.

La propuesta contempla pagar a fines de este mes el aumento de los meses de febrero y marzo por planilla complementaria. En junio, se cobraría el 10% de mayo.

Así, el cargo testigo de un maestro que se inicia en la docencia pasaría de $ 8.500 a $ 9.672, conforme a las proyecciones que elaboró el Gobierno.