close
CuriosidadesNacionalesVariadas

¿Por qué armamos el arbolito de Navidad el 8 de diciembre?

Cada 8 de diciembre se arma el árbol de Navidad, pero, esta costumbre se remonta a culturas ancestrales y su tradición fue tomada por el cristianismo.

Hay quienes atribuyen la invención del árbol a San Bonifacio, cuando en el siglo VIII se encontraba predicando entre los pueblos germanos donde se brindaba culto a un roble consagrado a Thor.

El misionero taló el árbol y les ofreció a cambio un abeto, un árbol de paz que “representa la vida eterna porque sus hojas siempre están verdes” y porque su copa “señala al cielo”.

Luego, unos cuántos años después, Martín Lutero impulsó la idea de decorarlo con frutos que simbolizan el árbol del paraíso y los dones que los hombres recibieron de Jesús.

Se lo acompañó además con velas para representar a la estrella de Belén.

Con el tiempo, los frutos fueron reemplazados por adornos y esferas de colores y las velas por luces que representan la unión entre las familias para celebrar la llegada del Salvador.

También se dice que su forma triangular representa a la Santísima Trinidad.

Luego, el Papa Pío IX advirtió que el 8 de diciembre, al momento de nacer la virgen María fue preservada del pecado original y por ese motivo la fecha fue proclamada como el Día de la Virgen Inmaculada Concepción, que coincide con el armado del árbol navideño.