El hecho fue en Icaño, departamento La Paz, el fin de semana pasado y el damnificado, Alberto Agüero, terminó en el hospital zonal y luego derivado a uno de Capital.

Fabián Tula, el denunciado, lo chocó con su moto cuando él se conducía con su novia en otro rodado similar.

Agüero fue llevado al Hospital Zonal de Icaño, en La Paz, y de allí fue trasladado a la ciudad Capital, donde fue internado en el Sanatorio Pasteur.

En el sanatorio fue alojado en el área de terapia intensiva y recién ayer fue derivado a sala común.
El hecho ocurrió el sábado 11 de febrero pasado, aproximadamente a las 22.30.

“Estábamos volviendo de hacer las compras y vimos que este señor, Marcelo Fabián Tula, venía muy fuerte en su moto y nos chocó. Ahí caemos al piso y Tula, enfurecido, nos gritaba: ‘los voy a matar'”, contó la pareja de Agüero en diálogo con El Ancasti.

“Ahí lo agarró a él en el piso a patadas y piñas. En eso yo me meto para evitar que lo siga golpeando y recibo una cachetada de Tula, que me tiró al piso. Yo trataba de llamar a la Policía y Tula me tiró el celular al piso y lo pisó y lo rompió”, añadió.

En este sentido, la mujer aseguró que “ya había llegado gente, pero al ver la forma en la que estaba enfurecido, nadie pudo intervenir y nos siguió pegando. A mi pareja le dejó el rostro desfigurado. Él terminó inconsciente y recién allí llegó la Policía de Icaño”, recalcó.

“Pero tampoco hicieron nada por detenerlo. Solo le decían: ‘Ya está Milo’. Y cuando se cansó de pegarnos, se subió solo al patrullero. El comisario de Icaño le dio la libertad a Tula y lo llevó él mismo a la casa”, subrayó la mujer.

Según el parte médico elevado a la fiscal de Recreo, Virginia Duarte Acosta, Agüero sufrió trauma facial y pérdida de conocimiento por el ataque, que obligó a que sea sometido a tratamientos y estudios neurológicos.

Los comentarios están cerrados.