Los trabajadores agremiados de ATE se movilizan esta mañana, reclamando al Gobierno el pago de un bono de fin de año de $4.000.

Las protestas se realizan en dos puntos: Las calles céntricas de la ciudad, y el CAPE, en plena avenida Belgrano.

Consideran que “ante la inflación,  se generó un desfasaje en los salarios por el aumento de las tarifas”, argumento necesario para el reclamo del bono que pretenden.

Cabe recordar que la semana pasada, el ministro de Hacienda y Finanzas de la Provincia, Ricardo Aredes, dejó entrever que no está prevista la posibilidad de dar un bono de fin de año. “Si hoy me preguntan, lo descarto totalmente”, había remarcado.

Dese ATE también cuestionaron al ministro Aredes porque dicen que se niega a atenderlos.

Asimismo, dejaron en claro que las medidas de protesta continuarán hasta que el Gobierno responda al pedido del sector.