BUENOS AIRES.- Entre la polémica y el buen desempeño sobre la pista pasó una nueva noche de ShowMatch y el “Bailando 2014”. En ese contexto, Matías Alé y Laura Fidalgo fueron los que se robaron todos los flashes.

En primer lugar, Alé no la pasó bien y explotó. El jurado le devolvió con todo su performance y no se la banca. Primero, Nacha Guevara lo trató de gordo; y luego, Soledad Silveira, le dijo que no bailaba, sino que saltaba como pochoclo en una sartén. Y sí, un poco duro.

¿Cómo reaccionó? Tratando de insufrible a Guevara y retirándose con la vena hinchada de la bronca y el puntaje más bajo de todo.

El contrapunto fue la bailarina Fidalgo. Sólo recibió elogios de todos y se fue con 23 unidades, el máximo hasta el momento.