El “Pirata” recibirá un duro castigo por la muerte de Emanuel Balbo

Inédita. Así describen en la AFA la decisión que se oficializará la próxima semana, que no será un fallo definitivo sino una medida cautelar en virtud de los hechos que terminaron con la muerte de Emanuel Balbo, el fin de semana pasado, en el estadio Mario Alberto Kempes.

Fuentes con acceso al caso adelantaron a Infobae que el Tribunal de Disciplina prohibirá que Belgrano vuelva a jugar en su provincia, Córdoba, mientras continúan las reuniones y el análisis de los hechos para aplicar una sanción definitiva. La resolución, de carácter provisional mientras se sustancia el fondo de la cuestión, le impedirá además al “Pirata” jugar con su público, ya sea en condición de local o de visitante.

Para asegurar la eficacia de la medida las autoridades deportivas le enviarán una notificación a todos los clubes: el que venda una entrada para simpatizantes de Belgrano será duramente castigado. Incluso si se hiciera bajo la modalidad de “neutrales”, jugada a la que suelen acudir en el interior del país para evadir restricciones para los visitantes. “Sólo tendrán permitido el ingreso a los estadios los jugadores y la comitiva dirigencial mínima e indispensable para la organización del encuentro“, explicaron.

El fallo definitivo no será inmediato. En la AFA quieren ser rigurosos con el análisis de los hechos y la aplicación del reglamento. Dicen que no hay antecedentes similares en la historia del fútbol argentino. El primer paso para reconstruir la historia oficial de lo ocurrido el 15 de abril será la citación a los cuatro árbitros que impartieron justicia en el partido que Belgrano y Talleres empataron 1 a 1.

Si bien aún no hay dictamen, creen que la sanción será histórica. Incluirá quita de puntos y una importante multa económica. Quizás el antecedente más parecido sea el de 2007, cuando el Tribunal le descontó 20 unidades al club Nueva Chicago por los incidentes frente a Tigre. En aquella ocasión fueron claves las pruebas que determinaron que los violentos habían escondido armas dentro de las instalaciones del club.

A la par avanza la investigación judicial. Ya son seis las personas que fueron detenidas acusadas de haber agredido a Balbo e instigarlo a tirarse por uno de los accesos a la tribuna popular. La víctima agonizó algunas horas en un hospital y finalmente murió como consecuencia de los golpes que recibió en la caída. Antes de ser socorrido en el estadio, le robaron las zapatillas, todo un síntoma de la degradación social y cultural que atraviesa el país.

Los comentarios están cerrados.