Las escuelas intervenidas son la Escuela Especial Nº 7 San Francisco de Asís y José Cubas, ambas de la localidad de San Isidro. Además la Escuela Nº 201, el JIN Nº 13 de Sumalao y la Escuela Wilfrido Rojas de la localidad de Santa Rosa.

Luego del exhaustivo examen realizado en el Laboratorio de Agua y Afluentes Industriales que depende de la Dirección de Saneamiento Ambiental de la provincia, se informó que el agua utilizada en estos establecimientos escolares es totalmente apta para el consumo humano.

Desde la dirección municipal se dio a conocer que con el control de estas escuelas se concluyó la primera etapa y van extender dicha campaña a las escuelas del interior chacarero.