El caso involucra a una mujer y a sus dos niños de 2 y 4 años oriundos de Los Altos, Santa Rosa. Las criaturas deambulaban en un basural.

Un caso de violencia familiar salió a luz por la voz de alarma de los vecinos en la provincia de Santiago del Estero. Este hecho involucra a una mujer y a sus dos niños de dos y cuatro años oriundos de la localidad catamarqueña de Los Altos, departamento Santa Rosa. Se informó que la pareja de esta joven y padrastro de los niños golpeaba a los pequeños con un palo.

La fiscal de Prevención Cecilia Gómez Castañeda indicó que residentes del barrio Santa Rosa de Lima, de la capital santiagueña, advirtieron que con frecuencia dos niños pequeños se encontraban en un basural, por lo que solicitaron la presencia policial. Los uniformados acudieron al llamado y descubrieron que estos niños se encontraban muy golpeados. De acuerdo con las primeras indagaciones, los mismos vecinos señalaron que su padrastro, Luis Ángel Delgado (de 30 años, aproximadamente) los maltrataba. Ante esta situación, Mayra, la madre de estos niños, decidió formalizar la denuncia.

La fiscal señaló que los chicos fueron llevados hasta el Hospital de Niños de la zona, donde se les realizaron las revisiones correspondientes y luego tomó intervención la Dirección de Niñez de esta provincia. Según Gómez Castañeda, la mujer no evidenció señales de violencia física pero su pareja quedó detenida. Al respecto, insistió con que los chicos estaban muy golpeados y que tenían marcas en la cara.

De acuerdo con la información a la que accedió este diario, la madre de estos niños y Delgado estarían en pareja desde hace nueve meses pero a finales de febrero comenzó la convivencia, por lo que la mujer se trasladó con sus niños desde Los Altos hasta Santiago del Estero. En tanto que el diario santiagueño El Liberal informó que el padrastro golpeaba a los niños con un palo a los fines de corregirlos porque caminaban mal. También destacó que la jueza de Género, Norma Elizabeth Morán, ordenó la detención por 15 días por “lesiones leves calificadas”, por pedido de la fiscal Mariana Baena. Mientras tanto, los niños se encuentran alojados en el Centro Provincial de Salud Infantil de Santiago del Estero (CEPSI).

Protección

Se entiende por ‘violencia familiar’ a la acción u omisión que el integrante de un grupo familiar ejerce contra otro y que produce un daño no accidental en el aspecto físico o psíquico.
En Catamarca, se sancionó la Ley 5.434 de Violencia Familiar y de Género y, desde 2013, está en vigencia la Ley 5.357 de Protección Integral de Niños, Niñas y Adolescentes en consonancia con la Ley Nacional 26.061 que protege y promociona los derechos de chicos y chicas y la Convención de los Derechos del Niño.

EN RIESGO

Los pequeños catamarqueños que eran golpeados por su padrastro aparentemente se encontraban en estado de vulnerabilidad y riesgo social, dado que solían deambular por un basural.

Más de 20 denuncias en un solo día

En Catamarca, la violencia que se genera puertas adentro del hogar o en el ámbito familiar –algunos padres no conviven juntos en el mismo domicilio, por ejemplo- registra cifras preocupantes. Según fuentes judiciales, el lunes último se realizaron alrededor de 22 denuncias.

Algunas denuncias se refieren a situaciones de violencia en la pareja. En tanto que otras advierten que si bien la pareja se deshizo, quedan amenazas o existen diferencias que llevan a situaciones de conflicto. En estos casos, los vínculos no pueden romperse completamente porque hay hijos en común, quienes también son testigos y, en ocasiones, a la vez víctimas. En otras situaciones, la violencia es de padres a hijos o, a la inversa, de hijos a padres. Por lo general, las amenazas y las lesiones físicas leves suelen ser habituales.

 

Fuente: El Ancasti
Foto/Ilustrativa