Fueron indagados ayer a la tarde por el fiscal Luis Baracat. Están imputados por ‘homicidio simple’.

Los hermanos Ponce, imputados por el crimen de Gastón Castro (19), decidieron no declarar ayer a la tarde ante el fiscal Luis Baracat. Ahora se solicitará la planilla de antecedentes para determinar su situación.

Gabriel Ponce (19) y Ángel Elías Ponce (24) fueron imputados por el delito de “homicidio simple” y por recomendación de su abogado defensor, Fernando Contreras, decidieron guardar silencio. Podrían declarar en los próximos días.

Los elementos de prueba y testimonios, entre ellos de uno de los adolescentes que estuvo junto a Castro al momento del hecho, llevaron al fiscal a determinar la imputación y solo acusar a dos de los cinco que habían sido detenidos en un primer momento.
Castro murió tras recibir el disparo de un rifle de aire comprimido por parte de uno de los hermanos Ponce.

El balín recibido le perforó el hígado y órganos vitales produciendo una hemorragia masiva. El cuerpo además tenía golpes y traumatismos, pero fue el impacto en la zona intraabdominal la causa de la muerte.

Un adolescente amigo de Gastón Castro, dijo que no se robaron nada de la casa de los Ponce. Que esa noche buscaban un kiosco para comprar bebidas, cuando vieron el auto de la familia estacionado, e intentaron robar pero que no llevaron nada.

Los comentarios están cerrados.