close
CatamarcaJudicialesUltimo Momento

Crimen de Tejerina: condenan a 9 años de prisión al “Colorado” Barrionuevo

Ante la Cámara Penal de Primera Nominación, Luciano “Colorado” Barrionuevo (22), junto con un adolescente de 17 años, debía responder por la muerte de Marcos Iván Tejerina Greco (22), ocurrida en febrero del año pasado, en el barrio La Tablada.

Barrionuevo estaba imputado por los delitos de “lesiones leves” y “homicidio simple”; el chico solo por “homicidio simple”. El 6 de febrero de 2017 al atarceder, Tejerina Greco se encontraba en la vereda de su casa; Barrionuevo se acercó en compañía de un chico y según este adolescente fue él quien le dio dos puntazos. Malherido, Tejerina Greco fue llevado al Hospital San Juan Bautista, donde falleció a la mañana siguiente.

El fiscal Jorge Silva Molina señaló que una cámara de seguridad había tomado imágenes frente a la casa de Tejerina Greco, lugar de la escena del crimen. “Se acreditó la agresión de Barrionuevo. El adolescente estaba lejos. El único autor del hecho es Barrionuevo. El chico no se encontraba en el lugar del hecho”, precisó.

En este sentido, consideró que la versión del chico es creíble; en la etapa de investigación había contado que “Colorado” le había pedido que lo acompañara hasta la Plaza de la Estación a buscar a su novia, pero no la encontraron. Minutos después, Barrionuevo le pidió que lo acompañara “a la vuelta a buscar a un chico, pero no me dijo de quién se trataba”, había relatado. Luego, tomaron rumbo por calle La Rioja hasta Sarmiento y doblaron hacia el sur. Caminaron unos metros y llegaron a la casa de Tejerina. El joven estaba afuera, en la vereda, había indicado. “Luciano me dice ‘esperame más allá’. Entonces me alejo y observé que Luciano y Tejerina estaban discutiendo. En un momento dado, Luciano sacó de su cintura un cuchillo y le pegó un puntazo a Tejerina en el cuerpo, sin poder saber dónde lo impactó. No sabía que Luciano llevaba un cuchillo ni tampoco me dijo lo que iba a hacer. Cuando vi lo que pasó, salí corriendo y me fui a mi casa. No sé lo que hizo Luciano Barrionuevo”, había asegurado.

Para el fiscal no había pruebas suficientes para inculpar al chico, aunque reconoció que existían dudas razonables. Por ello, pidió para Barrionuevo la pena de 10 años y seis meses de prisión y para el adolescente, la absolución por el beneficio de la duda.

A su turno, Roberto Mazzucco, abogado defensor de Barrionuevo, consideró que no había pruebas directas que lo colocaran en el lugar del hecho, solo había “escasos indicios” que no son suficientes. Remarcó que tenía problemas con el adolescente acusado y con otra persona, identificada como Ariel Quinteros, por quien estuvo imputado y detenido. “Tejerina no era la persona tranquila que querían hacer ver”, advirtió. Para el defensor, Tejerina Greco frecuentaba a un grupo de amigos conflictivos, con problemas de consumo.

“No existen pruebas contundentes, solo dichos de dichos, chusmerío de barrio. No hay certezas de la participación de Barrionuevo”, aseveró.

Insistió con la nulidad, aunque sin éxito, y pidió la absolución por el beneficio de la duda.

Por su parte, la defensora oficial Mercedes Gandía de Morcos, quien defendía al adolescente, adhirió al pedido del representante del Ministerio Público Fiscal. Al mismo tiempo, remarcó que María Rosa Greco, madre del joven Tejerina Greco, confirmó la responsabilidad de Barrionuevo y que la tía del joven fallecido Carolina Tejerina señaló que el adolescente acusado estuvo lejos de la escena del crimen. “Tejerina Greco y Castro no tenían diferencias. No hay indicios de responsabilidad. No hay dudas de que fue ajeno al hecho y no se quebró la presunción de inocencia”, precisó. La defensora oficial pidió la absolución. Para finalizar, la asesora de Menores, Sandra López Gardel, expresó que no había “atisbo de duda” sobre la inocencia del chico. Al mismo tiempo, aclaró que al adolescente le correspondía un plus de derechos por tratarse de una persona en formación y adelantó que solicitará al Juzgado de Familia que se garanticen sus derechos y garantías.

Finalizados los alegatos, Barrionuevo pidió disculpas y el adolescente expresó “soy inocente; siempre dije la verdad”.
Al mediodía, a puertas cerradas y sin público presente, los jueces Fernando Esteban, Carlos Roselló y Ramón Porfirio Acuña dieron a conocer el veredicto: por unanimidad, condenaron a Luciano “Colorado” Barrionuevo a la pena de nueve años y seis meses de prisión; el adolescente fue absuelto por el beneficio de la duda. Luego, fue llevado al Servicio Penitenciario Provincial, en Miraflores, Capayán, donde estaba detenido desde febrero del año pasado, con prisión preventiva. Ayer volvió, con una pena de casi 10 años, por “homicidio simple.

Fuente/El Ancasti
Tags : Luciano “Colorado” BarrionuevoMarcos Iván Tejerina Greco