Mauricio Macri y el jefe de inteligencia, Gustavo Arribas, fueron denunciados en Comodoro Py por asociación ilícita, estafa y encubrimiento. La presentación incluye, entre otros, al empresario Marcelo Mindlin, quien le compró la empresa IECSA a Ángelo Calcaterra, el primo del Presidente.

Mindlin pertenece al sector energético, con Pampa Energía como su baluarte. Con el advenimiento de Macri como jefe de Estado, “aumentó exponencialmente” su patrimonio, de acuerdo a la presentación judicial. Es que compró Petrobras en 2016, pero con un crédito que le entregó la estatal YPF, según había revelado la revista Noticias.

En marzo de este año, Mindlin adquirió IECSA de Calcaterra, sobrinos de Franco Macri y primos hermanos del Presidente. El valor de la constructora subió su cotización luego de que el Gobierno de Cambiemos le entregara las obras de los gasoductos troncales de Córdoba y readjudicara por U$S 3.000 millones para el soterramiento del tren Sarmiento, en una UTE que ya integraban con Odebrecht. Esto último fue resuelto mediante DNU del actual mandatario, mientras que en 2008 se había tasado en U$S 1.600 millones y en 2013 U$S 2.000 millones.

De acuerdo a la ONG denunciante, presidida por Fernando Míguez, Mindlin podría ser testaferro de Joseph Lewis, el magnate británico dueño de Lago Escondido, que fue socio del energético en Pampa Energía y en Edenor.

“Hace un mes, la Policía Federal de Brasil denunció que Odebrecht Brasil le envió U$S 20 millones a IECSA, de Calcaterra, y en los cinco mails se menciona a Javier Sánchez Caballero, ex CEO de la empresa. Mindlin, cuando compró IECSA y la transformo en SADEC, lo primero que hizo fue desprenderse de Sánchez Caballero. Se supone que lo hizo porque el escándalo Odebrecht lo puede salpicar”, reza el escrito.

Arribas entra en el cuadro a partir de la denuncia de cobro de coimas por U$S 850.000 desde Odebrecht por el soterramiento del Sarmiento, según había denunciado en un principio Hugo Alconada Mon en La Nación, lo que fue luego ratificado por la declaración del arrepentido Leonardo Meirelles ante la Justicia argentina.

La causa, que por sorteo recayó en el Juzgado 12, fue radicada por la Fundación por la Paz y el Cambio Climático esta mañana. Luego de ratificada, el magistrado Sergio Torres le deberá correr vista a la Fiscalía 12 para que decida si la impulsa.

En el documento, solicitó que la Justicia embargue las cuentas corrientes de todas las empresas donde los mencionados tengan participación en su directorio, así también aquellas pertenecientes en lo personal a cada uno de ellos. Ese requerimiento va en línea con la acción que se tomó en la causa de Lázaro Báez y lo realiza “en pos de resguardar fondos de los cuales deben dar los denunciados una explicación referida al incremento patrimonial desmesurado”.

Además de esto, requirió allanamientos y que el Ministerio Público Fiscal cite a prestar declaración indagatoria a los imputados, prohibiéndoles la salida del país hasta tanto esta investigación progrese. En total, son dos los funcionarios denunciados: Mauricio Macri y Gustavo Arribas. Además figuran Ángelo Calcaterra, Marcelo Mindlin, Joseph Lewis y Javier Sánchez Caballero.

Los comentarios están cerrados.