Es pura coincidencia desde ya, pero seguro no van a faltar los malpensados de siempre.

El diputado Luis Lobo Vergara, actual presidente de la UCR, curiosamente se convirtió de un tiempo a esta parte en un paladín de la cuestión energética. Es más, para hacerse de la banca fueron un trampolín sus constantes cuestionamientos a la EC SAPEM, que ciertamente mejoró el servicio como todos podríamos coincidimos.

Contrasta la vehemente preocupación actual de Lobo Vergara con la pasmosa mansedumbre que demostró cuando en manos del grupo Taselli, el servicio era el peor del país.

Los catamarqueños lo sufrimos en carne propia. Y en esa época oprobiosa el diputado Lobo Vergara tenía el poder necesario para reclamar…pero no lo hacía.

Recordemos que por varios años fue presidente del ENRE (organismo que debía controlar a la empresa de energía) y dejó su cargo en diciembre pasado para asumir como diputado de FCyS-Cambiemos.

Los mal pensados a los que aludimos al comienzo dirán: ¡pero qué curiosidad!, fueron justos los años en que Lobo Vergara se dedicó a recorrer el mundo (las fotografías que acompañan esta nota no nos dejan mentir).

O sea, mientras todos la pasábamos realmente mal, por el pésimo servicio que prestaban los Taselli, los empresarios traídos por Oscar Castillo, el encargado de velar por calidad del servicio energético, Lobo Vergara, no se privo de ningún gusto: Mostrarse con una coupe Lamborghini de U$S 450.000, Yamaha Tenere 600 de U$S 50.000, Versalles en Francia, La Habana en Cuba, Machu Picchu, por citar solo alguno de los codiciados destinos turísticos del furibundo diputado radical, y todo con el magro sueldo del ENRE, porque el título de abogado lo tenía bloqueado.