Para los investigadores, el cráneo habría sido llevado por los animales de la zona. Repasan la lista de personas desaparecidas.

Persiste el misterio en torno al cráneo humano encontrado el viernes a la tarde en cercanías a El Calvario, y pese a que ayer se realizaron rastrillajes para encontrar más pistas, los resultados no fueron positivos, según señalaron las fuentes consultadas.

Durante todo el día, personal policial, bajo las órdenes del fiscal de instrucción Nº5 Luis Baracat, realizó rastrillajes por la zona en donde un deportista alertó a la policía del macabro hallazgo. La búsqueda se extendió hasta la vera del río El Tala y sería retomada hoy.

Los investigadores esperan encontrar pruebas para poder determinar a quién le pertenecía el cráneo. En forma paralela, se repasó el registro de personas desaparecidas de los últimos meses, es que de acuerdo con el deterioro que presentaba el cráneo, el tiempo de muerte no sería superior a los seis meses.

Entre las hipótesis que manejan los investigadores, es que el cuerpo haya sido desmembrado por los animales de la zona. Debido a que no se encontraron otras partes del cuerpo, la pesquisa no puede determinar si existió una muerte violenta o fue por causas naturales.

Según pudo averiguar este diario, el método más eficiente para poder determinar la identidad es a través de un examen de ADN, el cual se realiza fuera de la provincia y los resultados se demoran varios meses.

Los investigadores son optimistas que en los rastrillajes se puedan llegar a localizar otros restos o vestimentas. Hoy a primera hora de la mañana se reanudarían las tareas en el sector.

El hecho

Alrededor de las 19.30 del viernes un hombre que estaba corriendo en un sector cercano a El Calvario, a la margen oeste de la ruta provincial 4, se dio con la presencia del cráneo al costado del sendero. De inmediato alertó a la Policía, que tras corroborar la existencia del hallazgo, avisó al fiscal Baracat, por lo que en cuestión de minutos arribó el médico de policía, sumariantes y delegado de la Unidad Judicial Nº5 y personal de la División Criminalística.

El cráneo no tenía la mandíbula ni el cuello. Tenía restos de cuero cabelludo y algunos pelos, según pudo observarse en las fotos que circularon a través de las redes sociales.

 

Fuente: El Ancasti