Lucía Corpacci, con 41% de intención de voto en las tres encuestas realizadas a principios de Junio encabeza las preferencias electorales de los catamarqueños, y las proyecciones de esos mismos sondeos la dan en constante crecimiento a partir de la alta aceptación de su gobierno, de modo que las estimaciones más halagüeñas hablan de entre 12 y 15 puntos la diferencia final con el candidato del Frente Cívico y Social, Eduardo Brizuela del Moral, que hoy está en un 33% y con un “techo” muy cercano.

Los datos son conclusiones de Aresco-Julio Aurelio (el mismo encuestador de Luis Barrionuevo que huyó cuando vio los resultados) que es una de las consultoras que la Casa Rosada contrató para este año electoral.

En el informe que el lunes 22 de Junio pasado entregó a la conducción nacional había una serie de buenas noticias para el gobierno catamarqueño. Además del triunfo en la General, Lucía Corpacci obtendría 7 de los 8 senadores en juego, que ganaría 26 de las 34 municipios en juego y que de los 16 departamentos, triunfaría en 15 de ellos.

Obviamente, que todas las miradas apuntaron al distrito perdedor: Valle Viejo. Entonces, con los resultados en mano y con la grilla de candidatos se habría encargado un relevamiento exclusivo en el departamento chacarero para determinar futuras acciones políticas.

Mientras tanto, la gobernadora ya impartió órdenes para “dar vuelta” la elección. De ese modo, toda la estructura política del frente gobernante desembarcará en Valle Viejo, tanto para brindar el apoyo a la actual jefa comunal, Natalia Soria, como al otro candidato del proyecto, Roque Molina de la línea “Valle Viejo para Todos”.

Por eso, no debe sorprender que sea la propia gobernadora quien se ponga al frente de la campaña, puesto que -como en toda la provincia- su imagen es la más alta y quien reúne las mayores adhesiones.

Justamente, para capitalizar esa “muy buena” imagen de Lucía, se volcarán todas las energías para revertir las preferencias de la gente e inclinar la opción de los muchos chacareros indecisos.

A nivel local, Soria cuenta con la propia estructura municipal, el apoyo del Movimiento “Evita” que comanda Emilio Pérsico y gran parte del Frente Chacarero, sello con el que llegó a la jefatura comunal en 2011.

natalia-soria

Por su parte, Molina -que estaba en el armado de Florencio Randazzo que diseñó el hoy candidato a Vicepresidente Carlos Zannini- ya contaría con el apoyo explícito de varios sectores internos del FPV que entienden que una vez posicionado tiene más chances de competir con posibilidades con el candidato del Frente Cívico y Social, lugar que por ahora discuten el ex intendente Gustavo “Gallo” Jalile y el actual concejal Sebastián Vega.20150630_200159