El Gobierno de Mendoza prevé desprenderse de 4428 empleados públicos para fin de año, ya sea por retiros o con el sistema de jubilaciones anticipadas.

Cabe recordar que el año pasado hubo 2489 bajas por estas modalidades, una cifra optimista para el Estado que busca eliminar el excedente de trabajadores.

Este año estarán en condiciones de acceder a este sistema de jubilación anticipada 1.300 empleados públicos.

El ministro de Hacienda provincial, Lisandro Nieri, señaló que “La Provincia asume los costos de los trabajadores que no tienen ni los aportes ni la edad para jubilarse. Anses pagará esos aportes, así la persona logra terminar lo que le falta y pasa a tener edad y aportes suficientes para jubilarse”.

La medida se lleva a cabo en el marco del programa de Jubilaciones por Moratoria Previsional en forma voluntaria que el Gobierno de Mendoza reglamentó en 2016 a través del decreto 876/16.

Los comentarios están cerrados.