El español Rafael Nadal, número 1 del mundo, se clasificó este sábado para su décima final de la temporada al derrotar en Shanghai al croata Marin Cilic, y se jugará el título ante Roger Federer (2º), que eliminó al argentino Juan Martín Del Potro (23º).

Nadal derrotó al 5º del mundo por (7-5, 7-6 (7/3)), mientras que Federer se deshizo de la Torre de Tandil por 3-6, 6-3, 6-3.

El argentino disputó el partido con problemas físicos en una muñeca ocasionados el viernes ante Viktor Troicki, lo que no le impidió llevarse el primer set, el primero que cedió Federer en el torneo chino.

Pero el número 2 del mundo se sobrepuso y se mostró más preciso para superar al argentino al servicio en la quinta bola de break del sexto juego del segundo set (4-2).

Rafa Nadal se encuentra a un paso de reforzar su posición de líder de la ATP y de conquistar el 31ª Masters 1000 de su carrera.

El español selló además su 16ª victoria consecutiva, sumando las logradas en el US Open y el Torneo de Pekín.

Pero el triunfo ante Cilic no fue sencillo y el mallorquí tuvo que emplearse a fondo para contrarrestar el servicio y el potente golpe de derecha del croata. Hasta el punto de que Cilic dispuso de hasta tres bolas de set en la primera manga.

“Estamos al más alto nivel de nuestro deporte, así que nadie gana con facilidad”, indicó Nadal. “Si uno quiere competir en los torneos más importantes del año e intentar ir a pos las victorias, por supuesto que habrá partidos apretados, y el de hoy fue uno de ellos”, añadió el tenista de 31 años.

Nadal disputará su segunda final en Shanghai, ocho años después de que perdiese ante el ruso Nikolay Davydenko.

El torneo de Shanghai es uno de los tres Masters 1000 que aún no están en su palmarés, junto al de París y Miami.

En caso de triunfo el domingo, Nadal sumaría su título 76 en el circuito ATP, y el séptimo del año tras Montecarlo, Barcelona, Madrid, Roland-Garros, US Open y Pekín.

Será la 38ª ocasión en que Nadal y Federer se enfrenten, con balance de 23 a 14 favorable al español. Pero en las tres ocasiones que se midieron esta temporada el triunfo fue para el veterano tenista suizo, entre ellas la final del Abierto de Australia.

El Torneo de Shanghai se disputa sobre superficie dura y reparte cerca de seis millones de dólares en premios (5.100.000 euros).