En la jornada de ayer fueron despedidos los restos de Julieta Cecilia Herrera (29), la joven madre de tres niños que fue asesinada por su pareja Hugo Castaño (34), quien luego de ello confesó el crimen.
Castaño pasó ayer a calidad de detenido imputado por el delito de homicidio calificado y el fiscal que investiga el aberrante hecho, Miguel Mauvecín, aguarda reunir la totalidad de la prueba para llevar a cabo la indagatoria.
Por su parte, los tres niños de 4, 7 y 13 años, hijos de la víctima, reciben asistencia psicológica por parte de la dirección de Infancia Niñez y Adolescencia, según informaron fuentes judiciales ligadas a la investigación.
Castaño estuvo hasta ayer a las 11 alojado en la comisaría de San Isidro, pero fue trasladado a la comisaría de Santa Rosa (Valle Viejo).