Durante la tarde del sábado la Feria Provincial del Libro continuó con sus decenas de propuestas literarias, entre las que sobresalió un contexto de narración oral que cautivó a los presentes que se dieron cita en las instalaciones del Predio Ferial Catamarca.
La penúltima jornada se caracterizó por la puesta en escena de distintos espectáculos que giraron en mostrar un mundo de historias con el objeto de promover y dar valor a la oralidad como canal de comunicación.
Promediando la tarde del sábado 11, el Grupo Alas de Colibrí se adueñó de la escena y puso en marcha su espectáculo titulado “AbraPalabra. La Magia de los Cuentos”, una propuesta que giró en torno a cuentos y relatos con personajes y hechos maravillosos que abrieron las puertas para viajar a un mundo de fantasía. El espectáculo contó con representación teatral, narración oral, obra de títeres, música y juegos, en una propuesta que resultó imperdible para la familia presente.
Luego fue el turno del Oscar Nemett con su personaje el Organillero Cuentos con la propuesta “Los misterios del sonido”, donde los miles de sonidos que surgen del particular instrumento musical que posibilitó cristalizar un espectáculo participativo y didáctico para niñas y niños y que giró en una secuencia de juegos, música y cuentos que propusieron visitar y conocer el fenómeno sonoro.
El artista catamarqueño apeló nuevamente a su organito a manivela (reproducción de un instrumento de 1875) para generar esa magia que permite preguntarse por qué escuchamos, qué es el sonido y cómo funciona, mientras todo suena y vibra y el público disfrutó escuchando atentamente innumerables anécdotas.

Más tarde, el Grupo Alas de Colibrí retornó a escena con su novedosa propuesta “Mi propia ronda cuentera”, con formato taller destinada a chicos y donde se transmitieron historias mediante dos estructuras circulares superpuestas. Esta forma y su posibilidad de movimiento permitió revelar imágenes de lo narrado y obteniendo como resultado una actividad narrativa integral de gran nivel y que posibilitó a los participantes llevarse su propia rueda cuentera para narrar la historia nuevamente cuantas veces quiera y donde desee.
En otro marco, también se llevó a cabo la última jornada del taller de escritura titulado el “Cubo Blanco”, que es coordinado por José Luis Astrada, Víctor Alejandro Aybar, y Gabriela Morcos, y apuntó a incluir a jóvenes y adolescentes que estén ávidos de vivir una experiencia creadora en el uso de la escritura como recurso expresivo creativo y ordenador de pensamiento y producir textos como contenido de una publicación a realizarse al final del ciclo (digital).
Un buen marco de público presentó el acto organizado por la Sociedad Argentina de Escritores (SADE) filial Catamarca con el objeto de brindar un homenaje al poeta Claudio Sesín, fallecido en agosto, que consistió en una puesta en escena con música y fragmentos de su obra y celebrar su memoria. Participaron Alejandro Acosta, Víctor Aybar, Emilia Digianatonio, Patricia Figueroa, Hilda Angélica García, Vanina Reinoso, Juan Manuel Rivera, Víctor Russo, Karina Tapia, Beatriz Valdez. La música estuvo a cargo de Marcelo Gaibiso y la coordinación en manos de Graciela Mentasti.

Los organizadores de este homenaje invitan a todos los que quieran sumarse con lectura de poesía de Sesín a ser parte de este espacio.
También se desarrolló la presentación del libro “Carta a Margarito Primavera” a cargo de sus autoras Lucero Antonietti y Garcia Reyna, con una destacada presencia de pequeños. En materia de bibliográfica se destacaron las presentaciones de los libros “¡Ay, Tarara!” y “Las Marcas Del Garbanzo”; “El Amor Sigue Sin Nosotros” De Marcelo Goiffreé; “Porque Caen Las Cosas” y “Triptico” de Luis A. Taborda; entre otros.
En materia musical sobresalió la presentación del conjunto de rock Calibre, liderado por la voz de Jorge Isasmendi, que presentó parte de su último material discográfico y puso en escena un repertorio conformado por clásicos y algunas composiciones propias.