El ministerio de Desarrollo Social puso fin a la campaña 2014 del programa “Abrigo”, la iniciativa implementada para atender a la población en situación de alta vulnerabilidad durante los meses más fríos, y que supuso un enorme esfuerzo coordinado entre los equipos de varias dependencias del Estado provincial y otras instituciones del medio.
Más de un centenar de personas fueron asistidas diariamente con viandas calientes, indumentaria, calzado, leche y pan. Las acciones se centralizaron en el Centro de Acción Familiar N°1 de las Mil Viviendas, desde donde partían los vehículos a diferentes sectores de la Capital en los que se detectaron las necesidades más urgentes.

La iniciativa, ejecutada por la dirección provincial de Desarrollo Humano y Familia, fue producto de la directiva gubernamental en el marco de la promoción y restitución de derechos.

Las acciones se concretaron de lunes a domingo, incluidos los feriados nacionales y provinciales, durante los meses invernales, con la participación de diez agentes de Desarrollo Social encargados de preparar la comida y distribuirla entre la población beneficiaria.

Además se prestó el servicio de traslado a las instituciones dependientes del ministerio, solo a aquellos adultos en situación de calle que accedían a ello.

El trabajo se realizó de manera coordinada con otras instituciones como el SAME, división de Enlace Comunitario de la Policía de la Provincia, Cáritas Diocesana y diferentes parroquias de la ciudad; y con el participación de distintas áreas de la cartera social, como la dirección de Adultos Mayores y la dirección provincial de Acción Social Directa.