NacionalesUltimo Momento

Graves incidentes en el Congreso por la reforma previsional

En la previa del comienzo de la sesión de Diputados para tratar la reforma previsional, efectivos de las fuerzas de seguridad arrojaron gas lacrimógeno y agua con carros hidrantes ante el intento de los manifestantes de derribar el vallado montado desde temprano.

A escasos minutos de que empiece el debate en el recinto, militantes de distintas organizaciones políticas y sociales intentaron derribar las vallas montadas sobre la Avenida Entre Ríos, a la altura de Hipólito Yrigoyen, con el objetivo de acercarse hacia el Congreso.

Ante ello, efectivos de la Gendarmería arrojaron gases lacrimógenos y utilizaron los carros hidrantes para hacer retroceder a los manifestantes, quienes se replegaron algunos metros sobre la Plaza del Congreso.

Mampostería, palos y botellas de agua volaron por los aires agrediendo a los presentes.

El mismo presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, recibió empujones y tuvo que ingresar nuevamente al Congreso.

La Cámara de diputados decidió cerrar las puertas y algunos diputados del Frente para la Victoria y del Frente Izquierda no pudieron regresar al recinto, entre ellos Máximo Kirchner.

En diálogo con Cadena 3 el diputado de Santa Cruz dijo que “más allá de las cuestiones políticas hay una cuestión objetiva. Durante dos años y medio esto no sucedió”. “Nunca se vio este grado de agresividad y militarización y de enfrentar argentinos contra argentinos”, señaló.

Mientras que en la Cámara de Senadores han dado asueto a los empleados, desde el mediodía, porque no pueden garantizarles sus seguridad.

Los comercios de la zona permanecen todos cerrados.

Luego de los primeros incidentes los manifestantes se dispersaron hacia otros sectores del vallado, pero minutos más tarde regresaron hacia Callao y Rivadavia, con quema de arrojando ladrillos y baldozas que fueron respondidos por Gendarmería y Policía federal con gases lacrimógenos, balas de goma y el camión hidrante que lazó agua con colorante amarillo para luego identificar a los manifestantes.

Mientras tanto los diputados fueron retornando uno a uno al recinto donde también se vivieron momentos de tensión y agresión por la definición del quórum.