Días pasados, el director de Colonización de la provincia, Pedro Aldo Saleme, denunció al intendente de Fiambalá, Amado David Quintar, por haber utilizado, supuestamente, recursos públicos para la construcción de una sucursal del Banco Nación en su comuna, lo que despertó de manera inmediata la respuesta del dirigente radical, quien no solo negó la denuncia, sino intimó por medio de carta documento al funcionario para que se rectifique en sus dichos.

Nuevamente en contacto con diario LA UNION, Saleme lejos de arrepentirse de sus dichos, ratificó sus acusaciones y vinculó a la mujer del propio Quintar, Carmen Salva, en un supuesto entramado espurio que habría terminado con la construcción de la sucursal bancaria nacional con recursos de la comuna fiambalense.

“El 6 de noviembre me llegó una carta documento del intendente de Fiambalá intimándome a rectificar mis dichos y pedirle disculpas por mis declaraciones publicadas en el Diario LA UNION. Quiero responder que no voy a rectificar ninguna declaración y además quiero expresar que las fotos están en mi poder, además de las pruebas de que el terreno donde se construyó la sucursal del Banco de la Nación Argentina era en esa época de Fanny del Carmen Salva, señora del intendente Quintar, que lo compró el 5 de febrero del año 2008”, aseguró el director de Colonización.

En este sentido, manifestó que “todo hace pensar que se trata de otro caso de tráfico de influencias penado por la ley. Porque construir un local para el traslado del Banco de la Nación de Fiambalá por el municipio y en un terreno de la esposa del intendente es por demás sospechoso”.

“Además, en declaraciones radiales por Adán Quiroga, de la localidad de Fiambalá, el 3 de noviembre, Quintar asegura en sus dichos que el Banco Nación alquiló el local durante un tiempo y luego lo compró, cosa que no es cierto porque el Banco de la Nación Argentina compró el local el 21 de febrero del 2011 y recién ingresó al mismo. Nunca existió un contrato de alquiler con dicha institución”, arremetió Saleme.

Además, el funcionario del Gobierno provincial aseguró que “el intendente Quintar firmó un convenio con un vecino de apellido Olmos para que done los terrenos usados para hacer la calle lateral del Banco de la Nación, a cambio la comuna le iba a construir un viñedo, pero Quitar nunca cumplió con este pobre hombre, que se vio obligado a donar sus tierras y ahora no tiene ese terrero ni el viñedo que el municipio se había comprometido en hacerle”.

Por último, el director de Colonización adelantó que “en caso de que la Justicia me cite, voy a presentar todas las pruebas y fotos que tengo en mi poder”.

Fuente: Diario La Unión