Como consecuencia de la falta de obras de reencauzamiento del río Paclín, la crecida arrasó con varias hectáreas de distintas fincas de nogales de la zona sur de Monte Potrero (Paclín). Esta situación, que ya había sido advertida en enero pasado por alrededor de 10 pequeños productores nogaleros, causó fuertes pérdidas, además del daño producido por la correntada de agua en diversas fincas.

El vocero de los productores, Carlos Rubén Pérez, cargó las tintas contra funcinarios de Obras Públicas por no haber realizado las obras prometidas, tal como se habían comprometido a fines de enero.