La historia de Santiago conmueve a todos. Tiene ocho años y decidió enviar sus ahorros, golosinas y curitas a los afectados por las llamas que azotan al territorio chileno.

En medio de la catástrofe que azota a Chile por los incendios forestales, muchas personas tanto de dentro y fuera del país trasandino han aportado su granito de arena para comenzar con la reconstrucción tras el voraz fuego que afecto a dicha zona.

Y uno de los gestos que más conmovió al pueblo chileno fue la donación de un niño de 8 años llamado Santiago, oriundo de la localidad mendocina de Malargüe.

“En Chile se están quemando las casas de la gente, les mando todo lo que tengo. Perdón que es poco. Muchos Cariños. Soy Santiago”. Esas son las palabras con las que el pequeño mendocino conmovió a todo el país.

La iniciativa se volvió viral en las redes sociales y la imagen de la carta de Santiago junto a algunas monedas, dulces y curitas para enfrentar la emergencia trascendió las fronteras.
Los incendios forestales que afectan al territorio chileno devastaron 400 mil hectáreas. Hasta el momento se contabilizaron 103 incendios forestales, de los cuales 53 estaban en fase de combate, 48 bajo control y dos han sido extinguidos.

 

 

Los comentarios están cerrados.