Ariel Alaniz tenía pedido de búsqueda internacional por el posible delito de tráfico de estupefacientes. Hacía casi dos años que lo “buscaban”, pero finalmente esta madrugada fue detenido en el local bailable Cuba´s de esta capital.

Lo llamativo es que se encontraba junto a sus abogados Luciano Rojas y Miguel Leiva, hijo de la ministro de la Corte de Justicia de Catamarca, Amelia Sesto de Leiva.

Lejos de colaborar con la Justicia, Leiva y el otro abogado defensor, Luciano Rojas fueron arrestados junto a él por graves desordenes que habrían protagonizado al intentar impedir la detención del prófugo.