La disputa por la conducción de la Cámara de Senadores se definirá el sábado cuando se realice la sesión Preparatoria donde asumirán los nuevos legisladores electos el pasado 22 de Octubre.

En las horas previas se suceden las reuniones entre los distintos senadores que deberán definir quién reemplazará a Marcelo Cordero en la Presidencia Provisional.

El espacio adquiere vital importancia dado que el legislador que sea elegido para ese cargo ocupará el espacio vacante de vicegobernador de la Provincia, y por ende reemplazará a Lucía Corpacci ante una eventual ausencia de la Gobernación.

En ese marco, la primera mandataria se reunió con los 11 senadores del Frente Justicialista y les pidió que se pongan de acuerdo y elijan a alguien que ella necesite y sea de su confianza. Pasado ese encuentro donde Corpacci no dio nombres, sino que ennumeró las acciones que espera de la Cámara Alta y marcó el perfil del hombre que debería ocupar la Presidencia, comenzaron las negociaciones.

Más allá de los encuentros particulares, hubo una reunión dónde quedaron en claro los posicionamientos de cada uno y los apoyos que reúnen. Lo que más habría llamado la atención en ese cónclave al que se sumaron los senadores Jorge Moreno y Oscar Vera, es que el senador de Belén Jorge Sola Jais que se habría autopostulado quedó solo y no logró ningún acompañamiento.

Mientras tanto, el capitalino Moreno propuso a Vera de FME, el tridente compuesto por los senadores Ojeda, Seco y Maza propuso a este último, y el bloque compuesto por los representantes de La Paz, Capayán, Antofagasta, Santa María y Tinogasta propondrían al electo santamariano Raúl Chico. No se conoció a quiénes apoyaran el andalgalense Carlos Espinosa y el senador Fernández de Pomán.

En ese contexto de dispersión, comenzaron a cotizar los 3 votos de los senadores del Frente Cívico y Social. Por eso, en las últimas horas hablaron con todos los sectores peronistas y podrían inclinar la balanza para un lado u otro.

Ante ese escenario, hay diversas posibilidades dado que ningún sector cuenta por si mismo con los 9 votos propios y solamente un esquema de alianza podrá definir la Presidencia.