El presidente Mauricio Macri celebró ante ante todos los gobernadores, Salvo con Alberto Rodríguez Saá (San Luis) el consenso fiscal por el cual las provincias y la Nacion acordaron pautas en la distribución de recursos entre ambas jurisdicciones, se comprometieron reducir gastos e impuestos y convinieron desistir de las demandas cruzadas por deudas entre unas y otros. “Este es un gran paso hacia adelante y es para cumplirlo”, celebró el jefe del Estado ante el resto de los mandatarios.

En sus primeras palabras, Macri les advirtió que “la verdad se va a publicar” y los comprometió a “publicar la mayor cantidad de información” sobre los números de ingresos y gastos en las jurisdicciones.

“El pacto ha sido suscripto por todos los distritos a expecion de San Luis, que todavía puede sumarse”, explicó minutos más tarde el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

Antes de firmar el nuevo pacto fiscal con los gobernadores, Macri puso de relieve que en este acuerdo coexiste un “acuerdo fiscal”, un compromiso de “sancionar la ley de responsabilidad fiscal” y otro para “recibir inversiones y obras, pero todo eso bajando impuestos”.

“Lo alcanzado es valioso, aunque ahí mismo se detalla lo que falta”, dijo el Presidente ante los mandatarios. También los invitó a ejercer una política de mayor responsabilidad con el empleo público y los salarios públicos.

“Sé que muchas veces los que mejor han hecho las cosas son los que se ven perjudicados con las compensaciones, por eso agradezco y valoro mucho eso”, dijo el primer mandatario.

También dijo que parte del convenio será “estudiar como primera tarea las jubilaciones de privilegio, para que tengamos un sistema más equitativo” y dijo que “el tiempo cuenta, porque hay mucha gente que no puede esperar. Tenemos que lograr que la Argentina crezca en forma continua”.

Los puntos del acuerdo fiscal

Fuentes del Ministerio de Hacienda resaltaron que las provincias se comprometieron en el marco del Pacto Fiscal a unificar las alícuotas máximas de Ingresos Brutos y reducirlas gradualmente para que el cabo de unos años muchas actividades, principalmente las que exportan, queden exentas.

“Esto viene a complementar el esfuerzo que estamos haciendo en la reforma tributaria nacional, que se empalma con la provincial”, dijo Nicolas Dujovne al cabo del acuerdo junto a tres gobernadores.

Impuestos distorsivos: las provincias bajarán Ingresos Brutos y Sellos, en forma gradual en un período de 5 años, significará un recorte equivalente a 1,5% del PBI.

Ley de Responsabilidad Fiscal: aprobarán y adherirán a la propuesta de mantener su gasto constante en términos reales durante los próximos años.

Acuerdo por el Fondo del Conurbano: establecer una compensación de $21.000 millones a la provincia de Buenos Aires en 2018; $44.000 millones adicionales en 2019. Se eliminarán los subsidios diferenciales para el AMBA en materia energética para 2019 y el transporte dos años después.

Impuesto a las Ganancias: derogación del artículo 104 de la Ley que redistribuye el 20% a la Anses, y asignaciones específicas a provincias y suma fija a Buenos Aires de $650 millones. El 14% de lo percibido, incisos “b” y “d” se destinará a obras públicas y programas sociales administrados por las provincias.

Juicios: todas las provincias (menos San Luis) acordaron desistir de las demandas contra el Gobierno Nacional ($340.000 millones del conjunto de las provincias y $400.000 millones de Buenos Aires por desactualización del Fondo del Conurbano Bonaerense. Existen más de 50 procesos vinculados con el régimen de coparticipación, asignaciones específicas y transferencias de competencias, servicios y funciones. Además, se estableció acordar antes del próximo 31 de marzo el monto y la forma de pago de los juicios con sentencia firme de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, anteriores a este acuerdo, y con las jurisdicciones firmantes.

Ley de revalúo impositivo: se coparticipará con las 24 jurisdicciones.

Impuesto al cheque: se prorrogará con una asignación específica del 100% de lo recaudación a la Anses, hasta que se sancione una nueva Ley de Coparticipación de Impuestos o hasta el 31 de diciembre de 2020, lo que ocurra antes.

Régimen previsional:

a. tratar un proyecto de ley nacional para que los haberes jubilatorios se actualicen trimestralmente y por inflación.
b. garantizar que las jubilaciones sean de al menos el 82% del salario mínimo vital y móvil, para aquellas personas que hayan cumplido los 30 años de servicio con aportes efectivos.
c. eliminar las jubilaciones de privilegio.
d. financiar con líneas de crédito especiales programas de retiro y/o jubilación anticipada para empleados públicos provinciales y municipales.

Cajas previsionales no transferidas: el Gobierno Nacional se comprometió a financiar los déficit, a través de un régimen de anticipos automáticos, sobre la base de los desequilibrios del año anterior, actualizable trimestralmente por inflación.

Ley de responsabilidad fiscal para municipios: las provincias se comprometieron a trabajar para aplicar un nuevo esquema de reparto secundario de los impuestos nacionales; y establecer límites de gasto y endeudamiento similar al nacional; y promover la adecuación de las tasas municipales de manera que “se correspondan con la concreta, efectiva e individualizada prestación de un servicio y sus importes guarden una razonable proporcionalidad con el costo”.

Impuesto inmobiliario: las provincias acordaron que las valuaciones fiscales de los inmuebles converjan en el tiempo a las de mercado, en un rango entre 0,5% y 2% anual del valor fiscal, previa coordinación de los métodos de cálculo.