El hecho se conoció en las últimas horas cuando se supo de la presencia de un cachorro puma en Fray Mamerto Esquiú, más precisamente en la zona de la Capilla del Señor de los Milagros, el que fue ultimado por efectivos policiales de Piedra Blanca.

En la tarde de ayer, vecinos de esa localidad dieron aviso a las autoridades sobre la presencia del felino que merodeaba la zona. Luego de una ardua búsqueda, efectivos de la Comisaría de Piedra Blanca lograron cercar al animal y le dieron muerte.

El hecho causó reacciones encontradas en los pobladores ya que algunos festejaron el accionar de los uniformados, alegando que el animal silvestre presentaba un peligro para las personas del lugar, mientras que otros se indignaron porque esperaban que el animal sea capturado y trasladado a su hábitat natural.