Vuelven los allanamientos a La Salada, Buenos Aires, esta vez con un megaoperativo en 500 puestos por mercadería trucha, por el delito de violación a la ley de marcas. Del operativo participan más de 2 mil policías y se realiza en los tres predios de la feria, Ocean, Punta Mogote y Urkupiña.

El procedimiento fue ordenado por el juez federal de Lomas de Zamora Federico Villena, a partir de una investigación de casi dos años y de la unificación de 50 denuncias. Se trata del mismo magistrado que mantiene detenidos a dos de los administradores de la feria, Jorge Castillo y Enrique Antequera, por asociación ilícita y evasión impositiva.

En el megaoperativo participan más de 2 mil policías de la Bonaerense, 100 de la Federal y 50 de la Ciudad, en un procedimiento en el que se busca mercadería trucha que se vende ilegalmente. Las 50 denuncias que dieron origen a la investigación fueron realizadas por organismo públicos, privados y por particulares.

La Salada es uno de los epicentros de la venta de mercadería ilegal y el año pasado generó varios millones de pesos. Punta Mogote facturó el año pasado unos $ 100 millones, mientras que Urkupiña, informó ventas por $ 90 millones pero Ocean no entregó información al fisco.