Hay unas cuantas maneras en que un video subido a YouTube se convierta en viral. Puede que haya sido subido por una celebridad, con lo cual ya se garantiza millones de reproducciones incluso antes de ser publicado; puede retratar alguna escena cotidiana (las que incluyen mascotas y bebés suelen ser infalibles); o tal vez reflejen algún suceso impactante en términos de noticia, como algunas cámaras de seguridad.

Pero lo conseguido por John Wells, un usuario que hace algunos años se fue a vivir a una granja sustentable, es digno de análisis. Wells publica desde hace nueve años sus clips en el canal de YouTube llamado TheFieldLab, pero nunca había llegado a los más de 5 millones de visualizaciones con un solo video, cosa que sí ocurrió con los casi dos minutos titulados The Bucket (el balde), en apenas diez días.

La idea no podía ser más simple: una cámara sumergida en un balde lleno de agua dejado en medio de una granja ubicada en una zona desértica de Texas. El resultado, editado por el mismo Wells, muestra a todo tipo de animales que se fueron acercando para beber: abejas, pájaros, un conejo, dos pollos, un burro y un buey.

¿Será lo relajante de la música? ¿La perspectiva poco habitual para la vista humana? ¿O tal vez lo educativo de conocer cómo beben estas especies de animales? No se sabe, pero lo cierto es que es uno de los videos “no profestionales” más vistos por estas horas