Los jóvenes reclusos en encuentran en un lugar conocido como “Maranguita”. Quemaron coches y mesas, lo que provocó un incendio, y mantienen a cuatro maestros en el interior de los pabellones.

El gerente de los centros juveniles del Poder Judicial, Gustavo Campos, declaró a Canal N que los menores se amotinaron y retienen a cuatro maestros, aunque confirmó que no hay heridos ni fallecidos.

El incendio se desató en el pabellón Don Bosco, donde unos 150 jóvenes quemaron colchones y mesas, en protesta y rechazo a las requisas que tienen sus visitas, por la calidad de la comida y la suspensión por el día de la juventud, declaró el jefe de Seguridad del distrito de San Miguel, César Santa Cruz, según el diario peruano Correo.

Por su parte, el diario La República informó que cuatro unidades del Cuerpo General de Bomberos Voluntarios del Perú controlaron el fuego.