Ante los hechos ocurridos días pasados en el Colegio privado Montessori y que son de público conocimiento (no se habría permitido ingresar a los alumnos que debían cuotas), la delegación en Catamarca del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) expresa su preocupación por el accionar de las autoridades de dicho establecimiento educativo hacia sus alumnos.

La Constitución Nacional establece y garantiza el derecho a todas las personas a la Educación, sin distinción de raza , sexo, color , religión o condición económica, además este derecho esta ratificado en la Convención de los derechos del Niño, que en uno de sus artículos (art.2, inc.2) establece: “ Los estados tomaran las medidas apropiadas para garantizar que el niño se vea protegido contra toda forma de discriminación o castigo por causa de la condición, las actividades, las opiniones expresadas o las creencias de sus padres, tutores o familiares”

Por este motivo la delegación del INADI en la provincia, considera que la medida tomada por las autoridades del colegio Montessori es una práctica discriminatoria, hacia los niños, niñas y adolescentes que asisten a esta institución educativa, y le recuerda a la Institución mencionada, que mas allá de utilizar las herramientas administrativas brindadas por las leyes de educación y reglamentos internos, se deben respetar los derechos de los niños y adecuar sus decisiones a las leyes superiores.

Esta medida, es un hecho insostenible en nuestra comunidad democrática, que desde hace una década está trabajando en la construcción de una sociedad igualitaria donde el respeto por la inclusión es la base fundamental de esta construcción, bajo esta mirada inclusiva, la exclusión de los niños de la escuela, en plena época invernal y sin la supervisión de sus padres o tutores como sanción a un incumplimiento económico de los mismos, es arbitraria, discriminatoria y contradictoria a tal construcción igualitaria.