En la última sesión de la Cámara de Diputados tomó estado parlamentario un proyecto de Ley de autoría del diputado Miguel Vázquez Sastre, que busca garantizar la distribución equitativa del Fondo de Financiamiento Educativo a los municipios de la provincia.

En la iniciativa el legislador explica que por atribuciones constitucionales el Congreso sanciónó en el año 2005 la Ley 26. 075, modo por el cual Nación detrae parte de la masa coparticipable entre nación y las provincias, fijando una asignación específica a los recursos. La Ley Nacional 26.075 de Financiamiento Educativo, la cual tiene como tiene como objetivo incrementar la inversión en educación, ciencia y tecnología de la nación, tanto por parte del Gobierno Nacional como las provincias.

A partir del año el 2012 en la sanción del presupuesto para el año siguiente se estableció en el artículo 51º: “Establécese la vigencia para el ejercicio fiscal 2013 del artículo 7º de la ley 26.075, en concordancia con lo dispuesto en el artículo 9º de la ley 26.206, asegurando el reparto automático de los recursos a los municipios para cubrir gastos ligados a la finalidad educación”. Por primera vez desde la sanción de la misma, los municipios recibirían parte de esos recursos como si se tratara de fondos de la coparticipación.

La Modificación realizada según señala el proyecto se debe a que los gobiernos provinciales no distribuían dichos fondos a los municipios. En este sentido indica, citando a medios periodísticos que el pasado 6 de junio del 2013, la provincia recibió de Nación $ 341.952.215, de los cuales el Ministerio de Educación a cargo de la distribución, repartió solo $ 8.687.730 en los municipios de Valle Viejo, Fray Mamerto Esquiú, Capital y Santa María, comunas que poseen sistema de educación municipal.

“A los fines de sostener el espíritu de la modificación introducida a la a la Ley 26.784 de Presupuesto del sector publico año fiscal 2012, por los representantes del Congreso de la Nación, sostenida en la Ley 26.895 es que el presente proyecto de Ley tiene como objetivo disponer la “Distribución comunal de Fondo de Financiamiento Educativo”; garantizando la equidad y justa retribución a los municipios de la provincia”, expresa el proyecto de Ley.

Agregando, “la iniciativa tiene como objetivo que los municipios de nuestra provincia, tengan o no sistema educativo municipal a cargo, puedan recibir estos fondos, ya que en diversas ocasiones deben hacer frente con recursos de propios a gastos que el Poder Ejecutivo no llega a cubrir, o por su amplia labor, lo hace a destiempo de las necesidades de la población educativa”.

Entre los fundamentos indica lo sucedido en la Municipalidad de Córdoba Capital, la cual antes de llegar a un acuerdo por la transferencia de los fondos, se anticipaba como la primera demanda judicial ante el Tribunal Superior de Justicia por los enunciados recursos.

El Diputado dispone en la iniciativa que los municipios no podrán pagar deudas con los recursos del mismo y establece la distribución de acuerdo con los coeficientes de participación establecidos en la Ley N° 5174 de Participación Municipal y sus Decretos reglamentarios.

Así también indica el proyecto en su artículo 5° taxativamente en qué podrán los Municipios invertir los fondos transferidos, a partir de las necesidades de los mismos, entre ellos se encuentra: construcción y/o mantenimiento de infraestructura educativa; generación de programas de capacitación y apoyo pedagógico destinado al mejoramiento de la calidad educativa y evitar la deserción escolar; mejoramiento del servicio alimentario escolar; adquisición y/o mantenimiento de vehículos de transporte escolar; desarrollo de programas de capacitación escolar móvil dentro de la jurisdicción municipal; adquisición y/o mantenimiento de equipamiento escolar; adquisición de equipamiento destinado a la innovación tecnológica.