La Dirección de Inspección Laboral dictó la conciliación obligatoria en el marco del reclamo por aumento salarial que llevan adelante los empleados de la Municipalidad de Valle Viejo, representados por los gremios de ATE y SOEM. La primera audiencia de conciliación será el próximo 31 de mayo.

Los representantes gremiales aguardaban ayer una reunión con el intendente Gustavo Jalile, quien no los recibió. Antes de esto los municipales nucleados en ambos gremios se manifestaron con un nuevo corte sobre la avenida Felipe Varela, en Tres Puentes, disconformes con el acuerdo salarial que otorgó el municipio.

El incremento ofrecido por éste es del 20 por ciento a pagarse en tres cuotas, 10% en junio, 3% en julio y el restante 7% en agosto. Como máximo, este aumento alcanzará cuotas de $ 800 a cobrar en julio, $ 240 a cobrar en agosto y $ 560 pesos a cobrar en septiembre.

Los comentarios están cerrados.