Un joven de apellido Ruartes (22) fue detenido esta mañana por el robo a la escuela Juan Pablo II. Recuperaron elementos tirados en un descampado.

Efectivos de la Comisaría Cuarta recorrían preventivamente la jurisdicción esta mañana, cuando vieron salir de un descampado ubicado en la esquina de las calles Manuel de Salazar y Piedra Blanca, a un sujeto en actitud sospechosa.

Tras interceptarlo y luego de realizar un rastrillaje por la zona, el personal policial interviniente encontró oculto entre la maleza dos CPU de colores blanco y negro respectivamente, un monitor de PC de color gris, un LCD negro de 16”, una impresora HP de color negro, dos UPS, una cafetera eléctrica, dos toner para impresora, una caja de herramientas, dos taladros, un dispenser de agua de color blanco, una luz de emergencia, elementos de limpieza, librería y de laboratorio, una asta de bandera de ceremonias, un estandarte, cuatro fundas de netbook y un proyector, que habrían sido sustraídos minutos antes del interior del colegio Juan Pablo II, ubicado frente a la Plaza de Choya.

El joven de apellido Ruartes, de 22 años, quedó alojado en la dependencia policial a disposición de la Fiscalía de Instrucción Nº 1, acargo del Dr. Víctor Figueroa, desde donde se indicaron las medidas a seguir.

Los directivos del establecimiento fueron invitados a denuncia el hecho en la Unidad Judicial Nº 4.