San Lorenzo volvió a sufrir una dura derrota. A las dos caídas consecutivas por Copa Libertadores (Flamengo y Atlético Paranaense, ambos de Brasil), el Ciclón esta vez perdió en Mendoza frente a Godoy Cruz por 2 a 0. Guillermo Pol Fernández fue el autor del doblete, el segundo tanto tras un polémico penal sancionado por Facundo Tello.

De esta manera, San Lorenzo dejó escapar una gran chance de alcanzar a Boca en la cima del campeonato. El equipo de Diego Aguirre se encuentra a tres puntos y con el Xeneize aún por disputar su encuentro en el último turno frente a Talleres en la Bombonera.

El Ciclón sufrió desde el inicio el partido. Godoy Cruz lo arrinconó en la primera media hora de juego, atacándolo por las bandas, soltando a sus laterales y con posiciones muy flexibles de sus volantes en la parte ofensiva.

Así y todo llegaron a los segundos finales empatados en cero. Hasta que apareció Guillermo Pol Fernández, justo un ex Boca, para marcar el primer tanto a los 46′. En el complemento, el mismo mediocampista contó con otra buena oportunidad pero Angeleri lo tapó justo dentro del área.

A los 15′, Gastón Giménez fue expulsado en el local. Sin embargo, el elenco visitante no pudo sacar provecho de este hombre de menos del rival. El uruguayo Diego Aguirre mandó automáticamente a la cancha a Bergessio (por Blandi) y a Pipi Romagnoli (en lugar de Coloccini), pasando a defender con línea de tres.

Si bien las situaciones de peligro llegaron, San Lorenzo nunca pudo igualar. A todo esto sufrió un error del árbitro Tello, quien sancionó un penal inexistente de Matías Caruzzo a Javier Correa, que Pol Fernández cambió por gol.

Al margen de este error del árbitro, Godoy Cruz fue superior y se quedó con un triunfo convincente, pese a que en el final su arquero Rodrigo Rey terminó siendo la gran figura con buenas tapadas sobre Caruzzo, en dos oportunidades, y Rubén Botta.

Los comentarios están cerrados.