Rodolfo Santillán, (Frente Cívico y Social) intendente interino de Ancasti, formuló polémicas declaraciones a la prensa al asegurar que los becados municipales no deberían permanecer más de seis meses, y apuntó fuerte contra la gestión de su correligionaria, la ex intendenta Blanca Reyna.

En referencia a la gran cantidad de becados nombrados por el Frente Cívico y Social en la gestión de Blanca Reyna, Santillán fue contundente al sostener que “el becado tiene que estar no más de seis meses”, y cuando se le preguntó si se extendía esta situación para mantenerlos como rehenes respondió: “Exactamente”.

“Los empleados municipales lo saben muy bien, lo hemos hablado muchas veces”, comentó para indicar que también se lo planteó a la ex intendenta, e incluso “presenté proyectos, no de hoy, de hace muchísimos años”.

“Quizás cuando yo me vaya no queden todos en esa situación”, advirtió, porque el municipio necesita orden y “hay que empezarlo a hacer”.

Sobre el rechazo a los incrementos otorgados, afirmó que “los empleados municipales no están molestos y no han rechazado absolutamente nada, los que están molestos y se quieren aprovechar de la situación es la gente del gremio”, dijo quien se desempeñaba como presidente del Concejo Deliberante hasta el fallecimiento de Antonio Córdoba.

Santillán disparó fuerte contra el gremio al asegurar que “nunca los defendió” a los trabajadores, y sólo “venía a buscar afiliados para buscar la cuota societaria y nada más”.

“Yo he hablado con los empleados municipales y todos están conformes”, insistió, para explicar que aumentaron el máximo posible, “recategorizamos gente y pasamos a planta permanente”.

En cuanto a su nominación como candidato a la intendencia, explicó que “no hicimos anuncio porque hicimos un acto donde asumí como presidente del Comité Departamental de Ancasti y ahí nomás me proclamaron”.

Santillán también opinó de la candidata del Partido Justicialista, Nancy Córdoba, y sembró dudas al sostener que “no sé si tiene residencia o no” en Ancasti, y ante la posibilidad de que se la impugne dijo “personalmente no, salvo que lo haga otro, algún otro partido o algún vecino”.

Cuando se le recordó que él vive en Icaño, respondió que es “nacido y criado en Ancasti, y fui elegido concejal dos veces”, solo que “tengo una finca en Icaño, y mi familia está ahí por cuestiones de estudio y trabajo”.

En cuanto al trabajo proselitista, señaló que ya está visitando casa por casa, y “anduvo gente de la Universidad y de Desarrollo Social de la Nación” en la villa.

Los comentarios están cerrados.