No te preocupes, tus archivos seguirán sonando.

Según explica PCWorld, el Instituto Fraunhofer IIS, que junto con Technicolor es el encargado de controlar los derechos del MP3, anunció en un comunicado oficial la muerte de este formato de audio; o algo así.

Lo cierto es que aquello que llega a su fin son las licencias de MP3. Esto ocurrió el día 23 de abril, según se informa.

En tanto, no se trata de una baja definitiva y abrupta, pues los dispositivos aún serán capaces de reproducir MP3. El formato deja paso a otros como el MPEG-H y el AAC, por cierto también desarrollado por el mencionado instituto.

Desde PlayGround Magazine trazan el siguiente paralelismo: “El anuncio es similar a la decisión de dejar de instalar lectores de disquetes para pasar a los CD-ROM. O como cuando el DVD ganó terreno al VHS”.

Un repaso del sitio Xataka advierte que los repetidos titulares de prensa que hablan acerca de la muerte del MP3 son, al menos, exagerados.

Y que en buena medida responde a intereses y no sólo a una natural evolución en el terreno del audio. La mencionada publicación subraya que lo único que ha muerto, según el anuncio realizado, son las royalties.

El MP3 “ya no interesa a quienes se beneficiaban del cobro de esas licencias, que ahora cambian su apuesta a formatos técnicamente superiores como el AAC”, anotan. En este punto, vale mencionar que aquel formato que ganará terreno tras estre anuncio sí requiere el pago de licencias.

En tanto, la noticia puede ser vista desde al menos dos ángulos. La caducidad de las patentes puede ser interpretada como la muerte del formato; aunque lo cierto es que ahora es más libre que nunca, gracias a la expiración de las únicas patentes que estaban aún activas, y que afectaban al proceso de creación (codificación) de música en este formato.

Los comentarios están cerrados.