La Municipalidad de San Fernando del Valle de Catamarca anunció a través del secretario de Gobierno Hernán Martel que se está trabajando para identificar el tipo de veneno que se usó en la reciente matanza de perros en la ciudad.

Después de la marcha que grupo de activistas y proteccionistas realizaron en el centro catamarqueño en el día de ayer, Martel anunció que después de identificar el tipo de veneno se investigará donde se lo vende para dar con la o las personas involucradas en el luctuoso hecho.

“El municipio está participando y colaborando permanentemente con la investigación, ya que es algo que nos preocupa porque el envenenamiento que se produjo en la zona Oeste de nuestra ciudad fue de gran preocupación. Para ello hemos impulsado medidas de seguridad en cuanto a lo que tiene que ver con limpieza de baldíos, rastrillajes para tratar de encontrar algún indicio de veneno, con el cuidado pertinente de las personas que están trabajando en estos lugares”, indicó Martel.
Por otra parte indicó que se trabaja además desde el Área de Zoonosis para crear conciencia y evitar el abandono de mascotas que después deambulan en las calles  sin control. Otro proyecto tiene que ver con el comienzo de una campaña de castración que comprenderá también a los perros y gatos callejeros.