En las últimas horas de ayer, personal de la División Drogas Peligrosas, llevó a cabo un procedimiento exitoso en un domicilio del barrio Los Médanos (atrás del cementerio municipal) donde secuestró un kilo setecientos (1,700 kgs) de marihuana y 70 grs de cocaína.

Además de la droga, en el lugar se encontró dinero en efectivo y se secuestraron cinco teléfonos celulares.

Aún no trascendió el número de personas detenidas.

Los comentarios están cerrados.