El líder Boca, sin jugar bien y con sufrimiento, se impuso anoche por 1 a 0 sobre un combativo Temperley, en un partido disputado en La Bombonera y correspondiente a la decimoquinta fecha de la Superliga.

El colombiano Frank Fabra, a los 14 minutos del segundo tiempo, con un zurdazo que pareció tener intención de centro y terminó adentro del arco, marcó el único gol del partido.

El arquero visitante, Josué Ayala, un ex Boca, le atajó un penal a Carlos Tevez cuando se jugaban 36 minutos del complemento.

Con este resultado, el conjunto de La Ribera, que llegaba de empatar como visitante con San Lorenzo (1-1), sigue en soledad en lo más alto de la tabla de posiciones, con 37 unidades, siete más que su inmediato perseguidor, Talleres.

En tanto, el “Gasolero”, que venía de caer de local justamente con la “T” (0-1), sigue hundido en la parte baja de la clasificación, con sólo 12 unidades y en zona descenso.

En cuanto al partido, si bien Boca manejó más la pelota, estuvo impreciso e inconexo entre líneas, por lo que le costó mucho generar peligro cerca de la valla de Ayala, que fue uno de los mejores de la noche.

Por su parte, Temperley, más allá de sus limitaciones, peleó todo lo que pudo e incluso por momentos puso en aprietos a Boca, sobre todo al final del partido.

La confesión de Fabra

El defensor colombiano Frank Fabra se sinceró y reconoció que quiso tirar un centro en el gol que convirtió anoche para Boca y que le permitió ganarle a Temperley en La Bombonera.

“Tiré un centro para los delanteros que van entrando y afortunadamente fue gol”, explicó el internacional colombiano sobre la jugada, que se produjo a los 14 minutos del segundo tiempo, cuando Boca no le encontraba la vuelta al partido.