El grupo de 30 trabajadores de la Municipalidad de Valle Viejo que fueron separados de sus funciones sin goce de haberes mientras se desarrolla la investigación, continúan con el acampe frente al edificio en reclamo a la medida dispuesta por el intendente Gustavo “Gallo” Jalile, a quien acusaron directamente de “persecución ideológica”.

Daniel Nieva, uno de los delegados de los cesanteados, aseguró que “ninguno de los compañeros está complicado porque son sumarios inconsistentes”.

“Nos vamos a plantar acá hasta que obtengamos una solución, todos tenemos familia, tenemos hijos; nosotros no queremos estar plantados acá, queremos trabajar.

Asimismo, dijo que “la bronca que tenemos es que se ha gastado plata del municipio cuando se dice que no hay, por ejemplo se gastó en armar esta cuadrilla de chicas que andan en bicicleta en vez de comprar herramientas y mandarnos a trabajar a los que queremos hacerlo y no pagar para que salgan a pasear en bicicleta. Eso es una barbaridad”.

Nieva apuntó que el grupo de manifestantes luchan “por un trabajo que teníamos en planta permanente y de repente se nos hecha, se nos hace sumarios, se nos hace persecuciones. Nosostros estamos cansados de esto, me imagino que el ingeniero (Jalile) también debe estar cansado, por eso le pregunto qué vino a hacer? vino a sumariar y a perseguir o vino a mejorar Valle Viejo? porque hasta ahora no se vio ninguna mejoría, lo único que se escucha es sumarios y persecusiones todo el tiempo”.

En ese sentido, el trabajador refutó expresiones de Jalile. “Se golpea el pecho hablando del pueblo de Valle Viejo y se olvida que nosotros también somos el pueblo de Valle Viejo por más que seamos de otro color político. Nosotros quisimos trabajar con él, pero ya llegó con la idea de echarnos sin fundamento. Nos echó un 23 de diciembre y como se imaginarán pasamos unas fiestas de perros”.

Relató que hay personas con hijos discapacitados, hay personas y niños enfermas, operadas que se quedaron sin obra social sin que haya ningún tipo de contemplación. “Un compañero que tuvo un bebé que nació con problemas de salud y fue a averiguar porque supuestamente tiene obra social tres meses más, prácticamente lo echaron a patadas”.

Estas personas fueron sumaridas por supuestos daños al edificio municipal durante la manifestación previa a la Navidad pasada cuando fueron parte de los 500 despidos con los que el intendente radical inició su gestión.

13081864_10209114009714669_489261407_n 13090602_10209114010714694_1055467219_o 13091846_10209114011914724_1479677315_o 13113258_10209114011754720_2128963742_o 13120424_10209114011154705_1914380597_o