Se trata de los empleados de la firma Vanoli SA, dependiente del grupo Dulcor, quienes decidieron tomar la fábrica ante el temor de un posible vaciamiento de la firma. La empresa está en la Villa de Pomán y se dedica a la producción de aceite de oliva y al procesamiento de aceituna de mesa.

En total son 10 los empleados permanentes y seis los temporarios que temen por su futuro laboral. Los trabajadores denunciaron que desde esta semana las autoridades de la firma se están llevando los equipos a la provincia de Mendoza, donde Dulcor tiene la casa central. En ese sentido, temen que en los próximos días terminen por trasladar las maquinarias más importantes. Además, resaltaron que la patronal decidió otorgar las vacaciones el lunes, justo cuando comenzó “el vaciamiento de la firma”.

Sin acuerdo

El secretario gremial de los empleados de la alimentación, José Ocampo (que se encuentra en Pomán junto a los trabajadores), indicó que se reunió con los responsables de la empresa, pero no lograron un acuerdo. Es que los empleados pedían que le garanticen que las máquinas iban a volver a la Provincia, pero los titulares de la empresa no pudieron dar una respuesta positiva, aunque negaron que se produzca un vaciamiento. Ante esta situación y la falta de respuestas, los empleados decidieron que la toma de la fábrica seguirá hoy. Se espera que en las próximas horas intervenga la Dirección de Inspección Laboral para llegar a una solución en el conflicto.

Esta fábrica es una de las más importantes de la firma y distribuye su producción a todo el país. Los empleados están dentro del predio y no dejan entrar ni salir a nadie.

 

Fuente: El Ancasti