Tras las declaraciones del padre José Enid Gutierréz Olmos en la mañana del martes asegurando la aprobación de un milagro en estudio por parte del Vaticano, -lo que constituye uno de los requisitos para la beatificación del Padre Esquiú-, el intendente del departamento Fray Mamerto Esquiú, Guillermo Ferreyra, expresó que “hace un año estaba en Roma pidiéndole al Santo Padre por su pronta beatificación”, pero que sin embargo es necesario “ser prudentes” hasta tanto se haga formal el comunicado del Vaticano al Obispado de Catamarca.

Sin embargo, el jefe comunal “celebró la comunicación del padre Gutiérrez a la que calificó como noticia “histórica” que causa “inmensa alegría para Catamarca y para la Argentina, hace un año se santificaba al Cura Brochero”, indicó.
Asimismo Ferreyra destacó el trabajo que a lo largo de muchas años realizó la Comisión Pro—Beatificación y todos los que hicieron su aporte para que hoy “estamos a un paso de la beatificación” del Padre Esquiú, “es una bendición que un vecino nuestro pueda ser Santo” concluyó.