El músico tuvo que frenar en varias oportunidades el show por las avalanchas. A raíz de la reiteración de los hechos, manifestó: “Ya no tengo más ganas de tocar”.

Después de terminar el segundo tema –”Ropa sucia”– del show del Indio Solari en Olavarría comenzaron los primeros amontonamientos en el público que preocuparon al artista, quien a 20 minutos del recital, paró todo empezó con los retos y advertencias hacia sus seguidores.

“Son siete tipos que están rompiendo las pelotas. Alguien tiene que ir a sacar a estos boludos”, dijo en referencia a un grupo de alcoholizados que se encontraban apretados contra las vallas de seguridad.

Como la situación no mejoraba, Solari pidió que prendieran las luces en el lugar y reclamó por la presencia de Defensa Civil.

Enojado, el músico intercambió algunos insultos con sus fanáticos y, tras intentar retomar con su presentación, decidió frenar hasta que no se solucionaran los problemas en los primeros metros del predio.

Luego, el Indio se encargó de intentar poner orden. “Hay alguien desmayado, ¿qué está pasando ahí? Por favor, vayan para atrás, córranse un poco que acá hay gente caída, ese es el problema. Hay que sacarlos, estamos a tres metros y no los podemos sacar”, se quejó.

Minutos después, y tras una nueva intermitencia, Solari volvió a mostrar todo su enojo: “Ya no tengo más ganas de tocar”.

Los comentarios están cerrados.