El arquitecto Dante López Rodríguez, administrador del Instituto Provincial de la Vivienda (IPV), aseguró en declaraciones a la prensa que son “totalmente falsas” las versiones que indican que Nación tomará los fondos destinados a la construcción de viviendas que actualmente manejan las provincias.
“Lamentablemente circuló una información sin sustento, a partir de la publicación de una nota en un medio gráfico de alcance nacional, y se generó mucha inquietud e incertidumbre en vano”, señaló el titular del IPV.
López Rodríguez explicó que “este rumor surgió por un artículo periodístico, que fue inmediatamente desmentido por autoridades del Ministerio del Interior a través de la agencia oficial de noticias Télam”.
“El Consejo Nacional de la Vivienda se ocupó de remitir a todos los organismos de vivienda provinciales que lo integramos la real información, de modo que carece de sentido seguir polemizando sobre una supuesta medida que no existe y que nunca se contempló”, indicó el arquitecto.

“Lo que Nación anuncia son mayores controles, y en el caso de Catamarca nos parece perfecto y respaldamos plenamente que se evalúe, verifique y controle el destino de cada partida, porque es lo que corresponde y nos beneficia a todos”, sostuvo para recordar que “el IPV Catamarca cumplió con todos los requisitos y en atención a esa tarea todos nuestros proyectos fueron aprobados y se autorizó la actualización de montos requerida”.
“Intensificar los controles es una medida excelente y nos favorece mucho, porque como estamos trabajando con todo en orden, eso garantizará la continuidad de los fondos que nos corresponden”, precisó.
López Rodríguez lamentó que “al otorgarse entidad a una información falsa se llevó preocupación innecesariamente a mucha gente, incluyendo a los trabajadores del organismo”, por lo que pidió “mayor seriedad y prudencia, en particular a dirigentes como Carlos Molina o Fernando Capdevilla, que por desconocimiento se apuraron a opinar y teorizar sobre una decisión que nunca existió” y les sugirió que “levanten el teléfono y pregunten antes de hacerse eco de rumores infundados”.

La circular del Consejo Nacional

López Rodríguez exhibió la circular que recibió del Consejo Nacional de la Vivienda donde se oficializa la desmentida, replicando el artículo publicado por Télam, que dice textualmente lo siguiente:

“El Ministerio del Interior desmintió hoy la información publicada por el diario La Nación en la que se anuncia que la Nación dejará de enviar fondos para viviendas para pagarlo directamente a las empresas, aunque reiteró que profundizará los controles para que esos recursos tengan la construcción como destino final y no otros pagos discrecionales.”
En diálogo con Télam, el secretario de Vivienda y Hábitat de la Nación, Domingo Amaya, consideró que hubo una ‘mala interpretación‘ y que ‘no hay voluntad política de saltear a las provincias‘.
‘Eso no se hará‘, respondió Amaya al ser consultado sobre el presunto giro de la Casa Rosada con respecto a la forma de ejecutar las obras publicado por el matutino porteño, y enfatizó: ‘Somos un país federal y respetamos a las provincias. Hoy por hoy tenemos 70 mil viviendas ejecutándose, no solo a través de las provincias sino con los municipios‘.
Igualmente, Amaya reiteró la postura oficial de incrementar los controles para que los destinos de los fondos sean finalmente para viviendas ‘y que no se use para pagar la luz u otros gastos ordinarios como ha pasado‘.
En ese sentido, dijo que en Interior les gustaría que se derogue la ley de 2001 que permite a las provincias redireccionar discrecionalmente los fondos del Fonavi, ‘porque la situación del país es distinta hoy‘, aunque consideró que eso ‘es materia de decisión del Congreso‘.
‘Desde la Nación sí les pedimos a las provincias que armen una cuenta especial para que se ejecute lo más rápido posible los fondos que enviamos para viviendas y hábitat, para que no vaya a una cuenta común. También requerimos que para esos proyectos no se vendan más los pliegos sino que se publique todo en la web y en forma gratuita, para evitar la cartelización y que las empresas se pongan de acuerdo con los precios. Otro pedido es que los futuros beneficiarios de las viviendas sean controlados a través del SINTyS (sistema de identificación tributaria y social de Anses)‘, explicó.
El dirigente tucumano -y probable candidato a diputado por esa provincia- agregó que los Institutos de Vivienda de cada distrito ‘deben abrir una cuenta y la Nación controlará el destino de esos fondos‘.
Sobre si estos intentos de control -sumado a una propuesta informa de la Cámara de la Construcción que reclamaba el pago directo- provocaron las versiones sobre la nueva decisión política de Interior, Amaya opinó: ‘Este es un año político, algunos pueden querer generar malestar, no sé de donde vino la información, si de algún empresario o de un dirigente‘.
‘Lo que sí es cierto es que pedimos a las provincias que empiecen a trabajar de manera estratégica con respecto a este tema‘, concluyó”.

Los comentarios están cerrados.