martes, julio 16, 2024
HomeNacionalesAbusos en el Próvolo de La Plata: detuvieron a un ex celador

Abusos en el Próvolo de La Plata: detuvieron a un ex celador

Un hombre que se desempeñó como celador en el Instituto Próvolo de la ciudad de La Plata fue detenido en la ciudad de Jardín de América, Misiones, en el marco de la causa que investiga los abusos sexuales a sordomudos en ese establecimiento, durante las décadas del 80 y 90, y por la cual ya se ordenó la detención de dos sacerdotes. La captura fue realizada por la DDI de La Plata de la Policía Bonaerense: lo encontraron, precisamente, en una escuela pública, la Escuela de Educación Técnica N°7 en la esquina de Perú y Colombia de la ciudad misionera donde trabajaba según fuentes de la investigación.

La detención de Brítez se produce por orden del juez Jorge Moya Panisello, en la causa que instruye la fiscal Cecilia Corfield. Se espera que sea trasladado hacia La Plata en los próximos días para ser indagado.

En particular, lo acusan de abusar de un menor que tenía 8 años en 1982. Información policial a la que accedió Infobae habla de una supuesta complicidad con un sacerdote que ya fue detenido para reducir a niños a la servidumbre, en especial niños sin familia o que eran de otras provincias para que limpien el instituto, particularmente vulnerables. Así, les aplicaban castigos y penitencias y los sometían a abusos.

Brítez está imputado de los delitos de “abuso sexual simple agravado por su condición de guardador o educador; abuso sexual con acceso carnal en 5 hechos y corrupción de menores”.

La información previsional de Brítez revela datos llamativos: lo ubica en la zona de Jardín América al menos desde 2007, donde aparece en registros como empleado de un colegio católico de la zona. Desde febrero de 2012 que figura como empleado del Consejo General de Educación de la Provincia de Misiones.

Los dos sacerdotes y Britez trabajaban en el Instituto Próvolo de La Plata, ubicado en las calles 47 y 25 de la capital provincial, donde el juez dio por probado que “existieron abusos en Próvolo La Plata” y del que Corradi “fue la máxima autoridad del instituto desde 1970 a 1997”.

Asimismo, se supo que los abusos constatados sucedían los sábados, “día en que disminuía el número de alumnos internados y sólo quedaban los que no tenían familia”.

La Justicia ordenó la detención de Corradi bajo el cargo de abuso sexual simple agravado por su condición de ministro del culto católico y encargado de la guarda por el grave daño en la salud de la víctima y reiterado cuando menos en 3 hechos; y abuso sexual con acceso carnal agravado reiterado por lo menos 5 hechos en su calidad de partícipe necesario”.

Corradi ya está detenido en Mendoza por delitos similares cometidos en el Próvolo de esa provincia, y se espera que la justicia mendocina consienta en su traslado para ser indagado por Corfield.

Por su parte, Primati está imputado de abuso sexual simple agravado por su condición de culto religioso, en tres hechos al menos; exhibiciones obscenas y promoción de facilitación de la corrupción de menores agravada.

El magistrado destacó que “a la fecha de los delitos no sólo eran menores de edad sino incapaces en razón de su condición de sordomudos, lo que los convertía en niños indefensos, algunos de ellos sin familia contenedora”.

La fiscalía especial a cargo de Cecilia Corfield inició esta investigación a fines de 2016, luego de que se conociera que los sacerdotes Nicolás Corradi y Horacio Corbacho, detenidos en Mendoza acusados de abusar sexualmente de varios hipoacúsicos del Próvolo de esa provincia, también habían trabajado en el mismo instituto en La Plata.

Te puede Interesar