En la ocasión el hijo del presidente Alberto Fernández, participó de la marcha y afirmó que sigue “luchando” por su comunidad.

En la jornada de ayer, miles de personas se acercaron a la Plaza de Mayo para participar de la 30 Marcha del Orgullo organizada por la comunidad de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transgénero (LGBTIQ+).

Se estima que más de 200 mil personas participaron de la marea arcoíris copando las calles del centro porteño, desde la Plaza de Mayo hasta el Congreso de la Nación, festejando los avances en el cupo nacional trans, el aborto legal y el DNI no binario.

Por otro lado, la multitud insistió en el reclamo “¿Donde está Tehuel?”. El joven trans Tehuel De la Torre fue visto por última vez el 11 de marzo, cuando salió a la estación de trenes de Alejandro Korn para ir a una entrevista de trabajo y nunca más volvió. Se encuentran detenidos por la causa Luis Alberto Ramos y Oscar Alfredo Montes. El chico no apareció.

La concentración inició cerca del mediodía, cuando la Plaza de Mayo comenzó a poblarse con los puestos de la Feria del Orgullo y a la espera de los shows de música en vivo.

En medio de banderas de la comunidad LGBTIQ+ y su diversidad de colores, globos y un inflable con forma de arcoiris apostado cerca del Cabildo, artistas como Ayelén Beker y Max Vanns se subieron al escenario para hacer sonar sus canciones con letras disidentes al son de “un día más, el macho al tacho”.

Marcela Monrroy, integrante de la Asociación de Travestis, Transexuales y Transgéneros de Argentina (ATTTA), señaló que “la marcha también tiene que ver con un reclamo de más derechos, con los reclamos que todavía quedaron pendientes a pesar del avance que se ha logrado”.