Comparte!

Su nombre en inglés es sound inmersion y están específicamente diseñados para transportarnos a un universo de sensaciones que llegan a todos los niveles: físico, mental y emocional. Buscan provocar una sensación de integridad y equilibrio. En Argentina ya se practican.