Comparte!

Wanchope Ábila abrió el marcador en el primer tiempo. En el segundo, Reynoso amplió la diferencia y Caicedo, en contra, sentenció el encuentro.

Anoche, se jugó el encuentro de ida de los cuartos de final de la Copa Conmebol Libertadores. El equipo de Boca Juniors visitó a la Liga Universitaria de Quito. Los dirigidos por Alfaro golearon por 3 a 0. El árbitro fue el colombiano Wilmar Roldán.

En la primera etapa, Boca comenzó mejor manejando la pelota y controlando el tiempo y los espacios. El equipo “Xeneize” se puso en ventaja por medio de un pase de Alexis Mac Allister que lo dejó solo a Ramón Ábila que eludió al arquero y definió, a los 12 minutos. La otra clara también fue de Ábila que le pegó y pasó muy cerca del palo.

En el final de la etapa, Orihuela le entró muy duro a Reynoso y el árbitro lo expulsó para dejar al equipo ecuatoriano con uno menos.

En la segunda etapa, Boca aumentó la ventaja rápido. En un tiro libre en la medialuna del área, Reynoso se encargó de patearlo y la puso junto a un palo, a los dos minutos.

Con el correr de los minutos, Boca siguió controlando y el equipo ecuatoriano dejó muchos espacios que “El Xeneize” tuvo chances de liquidarlo. En el final Boca puso cifras definitivas al partido. El delantero Ábila ganó la posición y se escapó solo, intentó definir, el arquero atajó pero en el rebote dio en el defensor Luis Caicedo que la metió en contra.

De esta manera, Boca jugó bien y le ganó a un equipo duro en la altura. La revancha será la semana que viene en La Bombonera y el entrenador Alfaro respira tranquilo por el buen rendimiento que mostró su equipo y por la abultada ventaja que sacó.